Castillos medievales

Los castillos medievales conservados en el municipio de Calamocha no son espectaculares, pero tienen una carga simbólica e histórica muy superior a la mayor parte de las fortificaciones existentes en Aragón. En el cerro de San Esteban, en la localidad de El Poyo, encontramos una ciudad amurallada que fue ocupada por el Mío Cid en el siglo XI, citándola en su famoso Cantar. Un poco más al oeste, en la localidad de Cutanda, se conservan los restos del castillo devastado en la batalla que Alfonso I ganó a los musulmanes en el año 1120. Ambos castillos fueron incluidos en el año 2006 en la relación de Bienes de Interés Cultural de Aragón.

El castillo de Cutanda fue edificado por los musulmanes en un relieve elevado e individualizado, aprovechando los restos de un antiguo asentamiento de época celtibérica, con un carácter estratégico de primer orden. Conquistado en el siglo XII por los cristianos, fue reconstruido como palacio señorial, destinado a uso exclusivo del obispo de Zaragoza, aunque nunca perdió sus funciones militares. A finales de la Edad Media fue citado en las guerras de los Pedros como una de las fortalezas defensivas del reino de Aragón.
En el siglo XIX fue ocupado por las tropas liberales para hacer frente a los carlistas que se habían fortificado en Segura. Al final de la primera guerra carlista quedó completamente abandonado, y sus estructuras comenzaron a desmantelarse. En el año 1869 fue el propio ayuntamiento de Cutanda quien solicitó permiso para derruir completamente el castillo. Actualmente apenas quedan unos muros testimoniales y las cimentaciones.

Localizar en google maps.


Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar